Nutrición

oncologia_integrativa_nutricion

En estos momentos tan delicados el paciente se siente débil, con náuseas y falta de apetito, por ello es fundamental un asesoramiento especial para evitar en la medida de lo posible estas situaciones. En ciertos tipos de cáncer, como los del aparato digestivo, debería ser obligatorio un seguimiento por parte de un especialista.

Debería trabajarse la prevención a través de la dieta porque no es lo mismo la recuperación en una persona con unos buenos hábitos de vida y una dieta equilibrada que otra totalmente descompensada.

La alimentación y el soporte nutricional en estos casos es básica, porque los efectos secundarios de la quimioterapia van a alterar enormemente las necesidades energéticas del paciente, al igual que las necesidades de proteínas, lípidos y vitaminas”. Un 50% de los pacientes llegan a perder peso de manera no deseada y eso va a mermar mucho su calidad de vida, con lo cual es muy importante una intervención nutricional con suplementos y fortificación de las carencias de cada caso, animándoles a que hagan una dieta adecuada a su situación.

Una alimentación saludable, ejercicio físico y vida sin tabaco, son la combinación perfecta para prevenir hasta un 70% de la aparición de los casos de cáncer.

No hay ninguna dieta milagrosa que cure el cáncer, pero la alimentación ayuda a la pronta recuperación de los efectos nocivos de la medicación y a luchar contra el cáncer. La nutrición ayuda incluso a no tener que utilizar tantos fármacos.