Depilación eléctrica

Depilación eléctrica

Descripción:

La depilación eléctrica, a diferencia del láser o la luz pulsada, funciona por un sistema llamado “electrólisis”. Consiste en una reacción química que se genera en el tejido tras la aplicación de una corriente galvánica, a diferencia que la “fototermolisis selectiva” que emite luz (calor) a través del filamento piloso.

La técnica consiste en la inserción de una fina sonda de metal por el canal del folículo piloso. Una vez alcanzada la base del folículo, se aplica una pequeña cantidad de corriente que, dirigida al punto correcto y con la intensidad y tiempo adecuados, destruye las células germinativas responsables del crecimiento del pelo, dejando el folículo sin capacidad para regenerarse. Después se retira la sonda y se extrae el pelo, que se desliza hacia el exterior sin ninguna resistencia. La formación y el entrenamiento en esta técnica son fundamentales para lograr el éxito del tratamiento.

Es un tratamiento muy eficaz en vello fino, vello claro, vello cano, principalmente en zonas faciales. Se trata del complemento ideal para un tratamiento de depilación por luz ya que el sistema de electrólisis llega allá donde la fototermolisis no puede.

Información técnica

Tiempo aproximado: 5 – 15 min
Indicación principal: Eliminación vello rubio, cano
Sesiones necesarias: 10 -20 (1 x semana)
Convalecencia: No
Resultados: En cada sesión
Efectos: Permanentes
Tipo de tratamiento: Microaguja
Anestesia: No

Otra información

Precio: 2€ / min
Bonos: No
Financiación: No
Zonas elegir: Facial